Cuantas veces nos habremos hecho esta pregunta? Seguramente más de una y de dos, como en mi caso personalmente. Desde que conocí la empresa en la que estoy desarrollando mi actividad profesional dentro del network  marketing he vivido momentos verdaderamente difíciles, con suficiente peso como para “tirar la toalla”.

Desde Abril del  año 2010 hasta la fecha, ha habido una resistencia al éxito inusual. Si observamos la constancia y el trabajo realizado, tanto a nivel personal, con situaciones externas a la compañía, como a nivel interno, con situaciones incomprensibles de compañeros que anteponen el alimentar su ego a cualquier otra cosa, arrasando todo lo que se les ha interpuesto. He vivido casos que, muchas otras personas verían en ellos motivos más que suficientes para abandonar. ¿Por qué sigo en esta profesión? ; porque llevo doce años conociendo el network marketing, tengo la certeza que no hay una oportunidad tan generosa como esta.

Durante ocho meses, conocí lo que es estar en situación de desempleo, en ese tiempo, fui entrevistado en numerosas empresas que necesitaban “comerciales”, profesión a la que llevo dedicándome veinte años disfrutando de una calidad de vida difícilmente de conseguir con otras actividades, pero hoy en día desgraciadamente tu experiencia no se tiene en cuenta y la edad te cierra las puertas, excepto si aceptas condiciones denigrantes y abusivas puedes conseguir alguna que otra oportunidad.

Debido a lo anteriormente descrito, y observando la situación social que a día de hoy existe en nuestro país, la oportunidad que nos brinda el multinivel es absolutamente fantástica, que una persona pueda retomar su vida  laboral sencillamente no existe.

Por otro lado, tenemos compañías dentro de la industria del MLM muy reconocidas, que ponen en nuestras manos productos o servicios maravillosos, además de herramientas y formación suficiente para tener éxito; si no lo tenemos es sencillamente porque algo no estamos haciendo  correctamente, por lo que debemos reflexionar ya que, las compañías son las mismas para unos y para otros, e igualmente los productos, los planes de compensación, la única variante en esta ecuación somos nosotros, unos valen y otros no, así de simple, esto pasa en casi todas las cosas, no todos valemos para según qué cosas, lo difícil es aceptarlo, por lo general siempre  tendemos a culpar a alguien o algo.

En esta industria un factor importante es que todo depende de ti, por eso tienes que tener unos objetivos a corto, medio y largo plazo, objetivos que se puedan medir, que cuando eches la vista atrás, te enorgullezcas del camino recorrido. Es muy importante que se escriba todo lo que desees conseguir, y que se revisen periódicamente para ver los avances. No dejes las cosas a la improvisación, créeme, no funciona, por muy bueno que seas, acabarás naufragando en un océano de sueños, y de ilusiones.

Para mí personalmente, lo mejor del network marketing es que me da la posibilidad de dirigir mi vida y, obtener ingresos proporcionales a mi esfuerzo, ni más ni menos, algo que ahí  afuera no encontramos.

Contestando a la pregunta con la que empezaba ¿ Cuando tirar la toalla en el marketing multinivel ?, si todavía tienes la capacidad de soñar y la actitud positiva, la respuesta es

¡Nunca!